Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor crédito del mercado?

No existe el mejor crédito del mercado. Existen alternativas que se adaptarán mejor a tus necesidades específicas, ya que las instituciones varían sus condiciones de acuerdo al tipo de propiedad, al monto solicitado, plazo, etc. Por lo tanto, no existe una tasa de interés única y un Costo total anualizado (CAT) único por institución.

Como referencia, un aspecto importante a tener en cuenta, es que las Instituciones financieras manejan estrategias comerciales disímiles.

¿Qué se debe considerar al momento de comparar créditos hipotecarios?

Primero se debe comparar para una misma propiedad y plazo. Se recomienda que una primera instancia se compare mensualidades finales; de modo que ya estén incorporados tasa y seguros. Después se verifique de qué tipo de crédito se trata, y si la tasa es fija o variable.

Finalmente, de qué manera las características del crédito ofrecido se ajustan a las particularidades de cada interesado como deudor. Tal vez, tu edad, tus posibilidades para prepagar o tu necesidad de una mensualidad de gracia al año, por ejemplo, pueden ser definitorias al momento de escoger una opción.

¿ De qué depende el costo del crédito o condiciones de tasas que ofrece una institución?

De las tasas y el CAT de referencia que operan en el mercado financiero en un determinado momento para plazos similares a los ofrecidos como alternativas de créditos hipotecarios. En un mismo momento, en general, las tasas de un plazo mayor son más altas que las de un corto plazo. Un segundo factor es el monto a financiar. En general, las instituciones definen tasas por tramos de precios o montos de financiamiento. Entre menor es el precio, mayor es la tasa.

Finalmente, influye el riesgo atribuido a la operación. Entre más riesgoso, más alta es la tasa. El riesgo se mide según varios factores; entre otros, porcentaje del monto solicitado respecto del valor de compra y solvencia del deudor.

¿Qué se requiere para la obtención de un crédito?

  1. Que el comprador (deudor) cumpla con una calificación de solvencia para el cumplimiento de las obligaciones de pago que generará el crédito, definido por la institución emisora.
  2. Que la propiedad que se pretende adquirir esté en condiciones de ser transferida y que su valor comercial y condiciones de aseguramiento respalden el monto de lo prestado.

Para cumplir con estas condiciones generales se definen una serie de exigencias de información que deben ser acreditadas oportunamente.

Para más información haz clic aquí.